¿Llevas a tu bebé mirando al frente? ¿Conoces las consecuencias?

¿Llevas a tu bebé mirando al frente? ¿Conoces las consecuencias?⁣

La posición mirando hacia el mundo hace que tu bebé force aún más su espaldita, pues naturalmente tenderán a compensar la gravedad echándose hacia atrás.⁣

Tampoco les permite reposar la cabecita si así lo desean y no les sostiene debidamente su columna.⁣

Mirando hacia el mundo los bebés se hiperestimulan, al no poder refugiarse apoyando la cabeza contra el pecho (o la espalda) de su mamá y/o papá. Los bebés deben poder seleccionar el nivel de estímulo que necesitan y, de hecho, llevar a los bebés en una posición elevada y junto a sus padres es una estimulación fantástica siempre que puedan ser ellos quienes la seleccionen.⁣

Un bebé que viaja mirando hacia fuera pierde la referencia visual con sus padres, algo muy importante para el bebé.⁣

Algunos padres y/o familiares dicen que sus hijos quieren verlo todo y que, por ello, deben ir mirando hacia fuera, creyendo así que un portabebé que permite esta opción es mejor que uno que no la permite. Lo cierto es que un niño que quiere ver puedo hacerlo perfectamente por los lados cuando va pegado al pecho de sus padres. O puede ir colocado en la cadera del porteador. Y también puede ir a la espalda, mirando por los lados y/o por encima del hombro de sus padres. Como ya hemos dicho anteriormente, el porteo ergonómico permite al bebé descubrir el mundo desde la altura de sus padres y contando con su protección y seguridad.⁣

En este punto, podemos ver muy claramente las diferencias entre una mochila no recomendada y otra ergonómica en esta imagen lo verás claramente:

portabebes


⁣Esas mochilas no ergonómicas (colgonas) presentan una serie de problemas muy claros:⁣

1. No se ajustan a la complexión de cada porteador sino que tienen unas pocas posiciones predefinidas.⁣
2. No se ajustan al bebé, ofreciendo un soporte insuficiente.⁣
3. La espalda del bebé es forzada a ir recta, sin respetar su curvatura natural.⁣
4. El bebé va muy abajo y demasiado separado del cuerpo del porteador, lo que desplaza el centro de gravedad de éste y causa incomodidad y eleva el riesgo de caída.⁣
5. El bebé va colgado de sus genitales, recayendo todo su peso sobre ellos.⁣
6. Las piernas quedan estiradas por lo que la cabeza del fémur no queda bien encajada dentro del acetábulo de la cadera.⁣
7. Habitualmente se publicitan con una fotografía de un bebé mirando hacia fuera, posición que es aún menos recomendable por forzar la columna del bebé a adoptar justo la posición contraria a la fisiológica y por exponerle a todos los estímulos del mundo sin refugio ninguno.⁣
8. No reparten bien el peso, provocando sobrecargas musculares y dolores.

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Lo que me encanta de esta marca es que estamos creando piezas que se usan una y otra vez

Ama - director creativo